Home / Home Decor / 10 ideas para decorar una pared blanca con mucho estilo

10 ideas para decorar una pared blanca con mucho estilo

Detrás del clasicismo y la simpleza de las paredes blancas, se esconde un enorme abanico de posibilidades decorativas, si vemos a estas como un lienzo en blanco para plasmar nuestras ideas.

Visto de esta forma, podemos añadir textura, colores, formas o, utilizarlas como el fondo perfecto para destacar un objeto.

Hay muchas ideas para decorar una pared blanca. Y yo te he preparado estas 10 que vamos a ver ahora mismo. Toma nota que empezamos.

Artículo actualizado 3/7/19

Presentar una obra de arte

Un salón con un cuadro en gran formato sobre una pared blanca

Interiorismo Decor Aid

Una pared blanca es una magnífica oportunidad para presentar una obra de arte. Y si es a todo color, o abstracta con mucha presencia como la que vemos arriba de estas líneas, el resultado será una inyección de estilo a toda la estancia.

Además decorar con cuadros grandes es tendencia actual.

Con un vinilo decorativo

Un vinilo decorando una pared blanca en la cocina

Ya sea en el salón o en la cocina, hay vinilos decorativos para todas las estancias, con las que decorar esa pared blanca insulsa que no te gusta nada de forma muy sencilla.

Macramé para agregar textura

Idea para decorar una pared blanca

Fotografía A Beautiful Mess

Una pared blanca es una pared fría. Por ello es que parece admitir de forma natural los tapices y arreglos de macramé. Estos son cálidos y aportan textura al liso de las paredes, complementándose perfectamente. Además el arte textil está de moda.

Aquí puedes ver más tapices macramé listos para colgar.

Con fotografías

Una pared blanca decorada con fotografías

Fotografía Design Sponge

Otra idea para decorar una pared blanca con mucho estilo es utilizarla como fondo para añadir una galería fotográfica.

Y si se decoran con cinta washi tape en distintos colores se puede añadir un plus decorativo más y acentos de color.

Cestas de mimbre

Una pared blanca decorada con cestas de fibras vegetales

Fotografía Delaney Lane Living

Otro material que admite con mucha naturalidad una pared blanca son cualquier que cuente con fibras naturales como el mimbre y el rattán.

En este sentido, cualquier elemento es válido siempre que nos guste y su tamaño guarde proporción con la pared y el resto de elementos que hay en ella.

Las cestas de mimbre son un buen recurso ya que están disponibles en muchos tamaños distintos y podemos escoger el que mejor se adapte a nuestra pared, para añadir un toque exótico y étnico.

Un mueble con personalidad

Un banco de trabajo sobre una pared blanca

Fotografía Decoreli Home

Ya sea antiguo o contemporáneo, de madera o de hierro, esa pared blanca se convierte en el anfiteatro ideal para hacer que ése mueble tan especial que tienes luzca por sí solo, convirtiéndose en el protagonista absoluto.

Arte minimalista

Una pared blanca decorada con láminas minimalistas

Estas las puedes comprar aquí >

Una fotografía o un cuadro de corte minimalista en un marco blanco puesto en una pared blanca y vacía es otra de las formas con más estilo a la que podemos recurrir para decorar una pared blanca. Sencillo y eficaz.

Aquí puedes ver más retratos y láminas minimalistas.

Molduras

Decorar las paredes con molduras decorativas

Fotografía Thrifty & Chic Instagram @thriftyandchicdecor

Están de vuelta; las molduras decorativas para paredes están en su mejor momento desde que el diseño y la clase más opulenta las hiciera suyas.

Aun en blancas, sobre un fondo blanco, conseguiremos darle personalidad y carácter a la pared, como en los clásicos pisos parisinos de mediados del siglo XIX, cuando el barón Haussmann reconvirtió París.

Ver: Decoración con molduras

El infalible espejo

Un dormitorio con un espejo en la pared del cabecero blanca

Interiorismo Decor Aid

Otro de los recursos cargados de estilo para decorar una pared blanca son los espejos. Con el marco de metal, en madera, fibras naturales, dorados o en el acabado y color que quieras.

La pared blanca admite todo. Eso sí, fíjate en el resto de elementos.

Con estantes decorativos

Una pared blanca decorada con estantes de colores

Fotografía Akailo Chic life

No hace falta que sea con un propósito práctico, también podemos instalar unos estantes decorativos en una pared blanca para crear una bonita composición decorativa en ella y “llenar” esa pared.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *